Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Manifestación de activistas pidiendo la custodia compartida frente a la sede del PSPV en 2011. V. B.A menos de un mes para que el Partido Popular celebre su XVIII Congreso Nacional y con el liderazgo de Mariano Rajoy como un asunto casi incuestionable, las enmiendas en torno a las medidas políticas que debe adoptar el partido son uno de los puntos de más calado.

Es ahí donde el PP de la Comunidad Valenciana adquiere una gran importancia con su enmienda pidiendo la custodia compartida. Así, los populares valencianos liderados por Isabel Bonig quieren que la ponencia social del partido defienda la preferencia por la custodia compartida tal y como se establecía en la Ley valenciana de relaciones familiares de los hijos e hijas cuyos progenitores no conviven que fue anulada por el Tribunal Constitucional. La normativa, aprobada durante el mandato del PP valenciano en 2011, daba prioridad al pacto entre los progenitores pero, en ausencia de acuerdo entre las partes, contemplaba como regla general la custodia compartida.

Esta medida no es una reivindicación unánime dentro del Partido Popular pero de ser apoyada por la mayoría de los miembros populares podría acabar impulsando un cambio -o al menos un intento- en la legislación que afectaría a la tutela de los hijos en el caso de divorcio de los padres ya que, pese a no tener la mayoría absoluta en el parlamento, sí que sigue siendo el grupo mayoritario.

Ante esta posibilidad, hay colectivos que han querido mostrar su apoyo a la dirección autonómica de Bonig. Uno de estos ejemplos es la asociación de Abuelos por la custodia compartida. Uno de sus principales dirigentes, Enrique Gómez, no dudó en defender a este periódico la necesidad de la custodia compartida con una normativa como la que estuvo vigente hasta que el Tribunal Constitucional la tumbó. Gómez explica que ha hablado con la responsable en el área social del PPCV, María José Catalá, y que le ha mostrado su apoyo «a todo lo que está haciendo». Gómez quiso agradecer el trabajo que hizo la ex consellera por incorporar protocolos que permitieran a los padres divorciados acceder a informaciones de la evolución escolar o médica de los hijos.

El responsable de la plataforma quiso enaltecer «la valentía» de los dirigentes del PP valenciano al plantear una enmienda que, en su opinión, no va en la línea de lo que hasta ahora ha defendido el presidente del partido, Mariano Rajoy. Gómez recuerda que el presidente del Gobierno ha tenido cinco años para ir al Constitucional a levantar el veto sobre la ley valenciana que puso en marcha Camps, un hecho que aseguró que no entendía.

Gómez señaló algunos de los problemas que está sufriendo en su caso personal y que al final, acaban siendo los que acaban padeciendo las más de 500 personas que son socias de la plataforma. Indicó que con la legislación actual, en la mayoría de ocasiones la custodia se la acaban concediendo a la madre, un problema que acaba recayendo en los padres...y en los padres y madres de estos padres. «A algunos abuelos paternos se nos ha privado de poder disfrutar de nuestros nietos», se queja.

El Mundo: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/01/23/5885b1d1268e3e02118b45d7.html